Los desarrolladores de software debemos acreditar buenas prácticas para obtener un reconocimiento que posibilite a nuestros clientes un alto nivel de calidad. La sola frase de ofrecer calidad sin evidencias no alcanza.
Para aquellos que deseen comenzar con normas ISO y no sabe como hacerlo, les dejo una breve orientación de los documentos que debemos incorporar.

Debemos obtener las siguientes normas:

ISO 9001:2008: Las normas certificables ( a través de auditorias ) que nos indican los requisitos obligatorios mínimos para cumplir con la calidad.

ISO 9000: Vocabulario de las normas ISO 9001, indispensable para la interpretación de las mismas.

ISO 90003: Guía oficial de interpretación de ISO 9001 para la industria del software. Necesaria para toda empresa de desarrollo de software que desee trabajar con ISO 9001.

ISO 19011: Guía oficial de auditorías (debemos llevar a cabo auditorías internas obligatorias) que nos indican las directrices de sistemas de gestión de calidad.

Además, debemos implementar un sistema documental que posibilite el registro de toda documentación implicada. En este caso, Alfresco es una opción muy adaptable para nuestra empresa.

Es necesario recordar que para lograr el éxito en calidad debemos trabajar con todos los integrantes de la organización. La calidad es un beneficio para el cliente, en primer lugar, no debemos engañarnos con incumplimientos ocasionales que deterioran el proceso afectado a las normas ISO 9001.

Ya sabemos, para comenzar siempre podemos contratar a consultores acreeditados para mejor orientación.

Anuncios